Articulistas Opinión

Crisis en oficio de escribir

Crisis en oficio de escribir

José Antonio Torres

La globalización de las economías; la infinita carretera de la información fortalecida con el auge de la internet y las redes sociales, presionó una modificación acelerada de los patrones de producción, distribución y consumo de la información.

Aunque para algunos autores, esta situación también obligó a crear una nueva versión de lo que en el pasado reciente considerábamos como periodismo cívico, no soy partidario de esta teoría.

Por el contrario, pienso que todos estos elementos lo que han hecho es provocar una crisis de credibilidad del periodismo tradicional, aunque sin dejar de reconocer que las nuevas tecnologías favorecen la creación de un nuevo periodismo, que sería una especie de quinto poder.

Para mí, la actual crisis de valores del oficio periodístico sólo se resolverá reasumiendo la responsabilidad social perdida asumiendo la perdida de su función cívica y democrática.

Las mentiras en las redes sociales están matando la verdad periodística
Algunos teóricos de la comunicación plantean entre nueve y catorce los principios básicos para un buen ejercicio de este oficio; yo, por el contrario, creo que con tres sería suficiente: primero garantizar verdad como columna principal de la información; seguida de la lealtad a los lectores, así como mantener la independencia entre el periodista y la información.

Partiendo de estos tres elementos, podemos concluir en que la crisis de valores en el periodismo dominicano no tiene relación con el desarrollo de la internet ni las redes sociales. La tecnología por si sola no es buena ni mala, los valores positivos o negativos es responsabilidad de quienes ejercer el oficio de comunicadores.

La incursión de personas con poca capacidad y sin responsabilidad social en medios digitales o redes sociales, quienes lanzan al público cualquier información que le llegue o se le ocurra, sin previamente someter los datos a un proceso de comprobación, está provocando una crisis de los valores de este oficio, que consiste en ir matando lentamente la verdad, que es el soporte de esta profesión.

José Antonio Torres

José Antonio Torres